Comience a escribir para ver los productos...
  • Menu Menu
  • Categorías Categorías
Menu
Whatsapp

55 4787 0394

Correo electrónico

contacto@tienda.zoewater.com.mx

Whatsapp

55 4787 0394

Correo electrónico

contacto@tienda.zoewater.com.mx

close
Comience a escribir para ver los productos...
0 producto(s) / $ 0.00

Ideas para compartir Ideas para compartir

Ideas para compartir Ideas para compartir

Cinco formas de mantener un estilo de vida saludable Cinco formas de mantener un estilo de vida saludable

Si estás decidida a mantener un estilo de vida más saludable, aquí te decimos unos consejos que pueden ayudarte a lograr tu objetivo.

Escuchar a tu cuerpo y mente por igual es importante, además de ser esta la base para tener un estilo de vida saludable. Hay muchas cosas que pueden ayudarte a sentirte mejor y verdaderamente, a estar mejor de salud. ¿No te has cuestionado que si cuidaras mejor tus hábitos y alimentación podrías sentirte mejor y aumentar tu productividad? Es fácil posponer los hábitos de vida saludables, pero no tienes que esperar a Año Nuevo para comenzar a planificar una vida más sana. Si sientes que necesitas cambiar aspectos de tu estilo de vida para cuidar tu salud, no estás solo. Todos debemos tomarnos el tiempo para repensar y analizar nuestro estilo de vida actual. ¡Esto es parte de la vida!

Hubo un tiempo en que la aptitud física por sí sola se consideraba importante para mantener un estilo de vida saludable. Ahora hay muchos otros aspectos a tomar en cuenta para cuidar la salud. Ir al gym tres veces a la semana puede no ser suficiente para lograr ser una persona 100% saludable, si se descuida otras cosas como la hidratación, el descanso y la nutrición. Las cinco formas que pueden ayudarte a mantener un estilo de vida saludable son:

Incluir frutas y verduras en la dieta diaria

Ya lo dicen las mamás, las autoridades de salud y los comerciales: come frutas y verduras. Hacerlo es la base para comenzar una rutina más saludable. Las verduras de hoja verde y las frutas contienen abundantes nutrientes como vitaminas y antioxidantes. Estos componentes esenciales ayudan a estimular el sistema inmunológico y combatir los microorganismos infecciosos que causan enfermedades.

Frutas y verduras



Los antioxidantes ayudan a combatir problemas oculares, contribuyen a una piel sana y a la salud en general. La Organización Mundial de la Salud recomienda comer frutas y verduras como parte regular de la dieta. De esta forma el organismo es más fuerte para combatir condiciones de salud como cáncer y enfermedades cardiacas. Asegúrate de comer de cinco a nueve porciones de frutas y verduras variadas por día.

Ser consistente es fundamental. Entonces ya sabes: agrega más frutas y verduras a tus platillos y come menos carbohidratos y alimentos con alto contenido de sodio y grasas no saludables. Evita a toda costa comer comida chatarra y dulces.

Llevar una rutina de ejercicio regular

No es necesario forzar entrenamientos intensos en el gimnasio, pero debes procurar mantenerte lo más activo posible. Puedes hacer ejercicios sencillos en el suelo (con ayuda de tutoriales en Internet). También puedes nadar, caminar, andar en bici o patines o simplemente mantenerte en movimiento haciendo algunas tareas domésticas. Haz lo que tu cuerpo te permita hacer.

Lo importante es seguir haciendo ejercicio todos los días, por lo menos veinte a treinta minutos y al menos de tres a cinco veces por semana. El ejercicio es una excelente manera de estimular la salud y los estudios han demostrado que la actividad física ayuda a retrasar el envejecimiento y mejorar la salud en general. Procura hacer los entrenamientos divertidos. Ejercitarse debe disfrutarse y no sentirse como una tarea ardua.

Beber agua natural y agua alcalina

Puedes ahorrar dinero evitando comprar refrescos y jugos con conservadores y alto nivel de azúcar y mejorar tu salud bebiendo agua durante todo el día. El agua natural ofrece los beneficios de hidratación, nutrición y bienestar. Si vas a gastar, mejor invierte tu dinero en agua alcalina. El agua puede limpiar las toxinas del cuerpo, mejorar la función cerebral, brindar energía a los músculos, controlar el aumento de peso y equilibrar la temperatura y los líquidos corporales. Como resultado, la apropiada hidratación es una de las mejores formas de mantener un estilo de vida saludable. Se recomienda beber mínimo ocho vasos o 64 onzas de agua por día.

Beber agua alcalina


El agua mantiene prácticamente todos los sistemas del cuerpo funcionando correctamente. La hidratación es esencial para el bienestar, pues el agua tiene muchas funciones importantes, tales como:

● Llevar nutrientes y oxígeno a las células
● Ayudar a la digestión
● Prevenir el estreñimiento
● Eliminar las bacterias de la vejiga
● Mantener en equilibrio la presión arterial
● Estabilizar los latidos del corazón
● Mantener articulaciones fuertes y amortiguadoras
● Proteger órganos y tejidos
● Regular la temperatura corporal
● Mantener el equilibrio de electrolitos

Darle a tu cuerpo suficientes líquidos para realizar esas tareas significa que te mantendrás hidratado y en un buen camino hacia el bienestar. Si no se bebe suficiente agua todos los días, se corre el riesgo de deshidratarse. Los signos de advertencia de la deshidratación incluyen debilidad, presión arterial baja, mareos, confusión u orina de color oscuro.

Cuidar la salud mental y emocional

Cuando se trata de construir un estilo de vida saludable es fácil concentrarse en los aspectos físicos de la salud e ignorar la cuestión mental y emocional Recuerda que tu salud mental es la base de la salud en general. Es importante controlar y evaluar los sentimientos en el día a día. Cuando estamos en un estado de negatividad tanto el trabajo, como la escuela o la vida social se ve afectada. Algunas formas en las que se puede mejorar la salud mental incluyen:

 ● ¡Así es! Hacer ejercicio
 ● Socializar con los seres queridos
 ● Unirse a un club con personas con intereses similares
 ● Dormir o descansar al menos de siete a nueve horas todas las noches
 ● Hacer algo creativo (tocar un instrumento, pintar, escribir, bordar, etcétera)

Si ya mejoraste tus hábitos alimenticios, haces ejercicio y tomas suficiente agua todos los días pero continúas sintiéndote infeliz o incluso deprimido, consulta a un profesional de la salud que pueda ayudarte.

Tomar descansos y ver el lado positivo para evitar el estrés

A veces es muy beneficioso detenerse, respirar profundamente y relajarse. Tomar breves descansos puede ayudar a mantener un estilo de vida saludable bajo en estrés. Es vital para cuidar la salud física y mental relajarse después de una semana laboral o escolar larga y estresante. Prueba algunas actividades relajantes que te ayuden a eliminar el estrés. Aprovecha la meditación, escuchar música, leer, ver una película de comedia romántica o de aventuras o practicar algún deporte. Estas actividades pueden ayudarte a manejar el estrés y te causan sentimientos de felicidad y alegría.

Tomar un descanso


Finalmente, un consejo importante para llevar un estilo de vida saludable es participar en las cosas que te apasionan. De vez en cuando, para evitar que el estrés y las exigencias de la vida se apoderen de ti, tómate un descanso para hacer algo que te guste y te relaje.

Aunque es difícil dejar viejos y malos hábitos, llevar un estilo de vida saludable considerando lo antes mencionado puede brindar más energía, mejorar la salud mental y aumentar las posibilidades de vencer enfermedades.

Rodéate de energía positiva. Sí, no todos los problemas se pueden evitar. Pero para tener un estado físico, mental y emocional sano debes rodearte de energía positiva. Esto ayuda a enfrentar los obstáculos con una perspectiva optimista. Rodéate de amigos y personas alentadoras que te brinden críticas constructivas de vez en cuando para ayudarte a mejorar.

Adquiere el hábito de mirar siempre el lado positivo de la vida. Cuando empieces a convertir tus problemas en oportunidades y soluciones, te sentirás mejor. No hay duda de que se necesita mucho tiempo y energía para hacerlo. Un estilo de vida saludable se basa en el principio de superación personal.

Si estás decidida a mantener un estilo de vida más saludable, aquí te decimos unos consejos que pueden ayudarte a lograr tu objetivo.

Escuchar a tu cuerpo y mente por igual es importante, además de ser esta la base para tener un estilo de vida saludable. Hay muchas cosas que pueden ayudarte a sentirte mejor y verdaderamente, a estar mejor de salud. ¿No te has cuestionado que si cuidaras mejor tus hábitos y alimentación podrías sentirte mejor y aumentar tu productividad? Es fácil posponer los hábitos de vida saludables, pero no tienes que esperar a Año Nuevo para comenzar a planificar una vida más sana. Si sientes que necesitas cambiar aspectos de tu estilo de vida para cuidar tu salud, no estás solo. Todos debemos tomarnos el tiempo para repensar y analizar nuestro estilo de vida actual. ¡Esto es parte de la vida!

Hubo un tiempo en que la aptitud física por sí sola se consideraba importante para mantener un estilo de vida saludable. Ahora hay muchos otros aspectos a tomar en cuenta para cuidar la salud. Ir al gym tres veces a la semana puede no ser suficiente para lograr ser una persona 100% saludable, si se descuida otras cosas como la hidratación, el descanso y la nutrición. Las cinco formas que pueden ayudarte a mantener un estilo de vida saludable son:

Incluir frutas y verduras en la dieta diaria

Ya lo dicen las mamás, las autoridades de salud y los comerciales: come frutas y verduras. Hacerlo es la base para comenzar una rutina más saludable. Las verduras de hoja verde y las frutas contienen abundantes nutrientes como vitaminas y antioxidantes. Estos componentes esenciales ayudan a estimular el sistema inmunológico y combatir los microorganismos infecciosos que causan enfermedades.

Frutas y verduras



Los antioxidantes ayudan a combatir problemas oculares, contribuyen a una piel sana y a la salud en general. La Organización Mundial de la Salud recomienda comer frutas y verduras como parte regular de la dieta. De esta forma el organismo es más fuerte para combatir condiciones de salud como cáncer y enfermedades cardiacas. Asegúrate de comer de cinco a nueve porciones de frutas y verduras variadas por día.

Ser consistente es fundamental. Entonces ya sabes: agrega más frutas y verduras a tus platillos y come menos carbohidratos y alimentos con alto contenido de sodio y grasas no saludables. Evita a toda costa comer comida chatarra y dulces.

Llevar una rutina de ejercicio regular

No es necesario forzar entrenamientos intensos en el gimnasio, pero debes procurar mantenerte lo más activo posible. Puedes hacer ejercicios sencillos en el suelo (con ayuda de tutoriales en Internet). También puedes nadar, caminar, andar en bici o patines o simplemente mantenerte en movimiento haciendo algunas tareas domésticas. Haz lo que tu cuerpo te permita hacer.

Lo importante es seguir haciendo ejercicio todos los días, por lo menos veinte a treinta minutos y al menos de tres a cinco veces por semana. El ejercicio es una excelente manera de estimular la salud y los estudios han demostrado que la actividad física ayuda a retrasar el envejecimiento y mejorar la salud en general. Procura hacer los entrenamientos divertidos. Ejercitarse debe disfrutarse y no sentirse como una tarea ardua.

Beber agua natural y agua alcalina

Puedes ahorrar dinero evitando comprar refrescos y jugos con conservadores y alto nivel de azúcar y mejorar tu salud bebiendo agua durante todo el día. El agua natural ofrece los beneficios de hidratación, nutrición y bienestar. Si vas a gastar, mejor invierte tu dinero en agua alcalina. El agua puede limpiar las toxinas del cuerpo, mejorar la función cerebral, brindar energía a los músculos, controlar el aumento de peso y equilibrar la temperatura y los líquidos corporales. Como resultado, la apropiada hidratación es una de las mejores formas de mantener un estilo de vida saludable. Se recomienda beber mínimo ocho vasos o 64 onzas de agua por día.

Beber agua alcalina


El agua mantiene prácticamente todos los sistemas del cuerpo funcionando correctamente. La hidratación es esencial para el bienestar, pues el agua tiene muchas funciones importantes, tales como:

● Llevar nutrientes y oxígeno a las células
● Ayudar a la digestión
● Prevenir el estreñimiento
● Eliminar las bacterias de la vejiga
● Mantener en equilibrio la presión arterial
● Estabilizar los latidos del corazón
● Mantener articulaciones fuertes y amortiguadoras
● Proteger órganos y tejidos
● Regular la temperatura corporal
● Mantener el equilibrio de electrolitos

Darle a tu cuerpo suficientes líquidos para realizar esas tareas significa que te mantendrás hidratado y en un buen camino hacia el bienestar. Si no se bebe suficiente agua todos los días, se corre el riesgo de deshidratarse. Los signos de advertencia de la deshidratación incluyen debilidad, presión arterial baja, mareos, confusión u orina de color oscuro.

Cuidar la salud mental y emocional

Cuando se trata de construir un estilo de vida saludable es fácil concentrarse en los aspectos físicos de la salud e ignorar la cuestión mental y emocional Recuerda que tu salud mental es la base de la salud en general. Es importante controlar y evaluar los sentimientos en el día a día. Cuando estamos en un estado de negatividad tanto el trabajo, como la escuela o la vida social se ve afectada. Algunas formas en las que se puede mejorar la salud mental incluyen:

 ● ¡Así es! Hacer ejercicio
 ● Socializar con los seres queridos
 ● Unirse a un club con personas con intereses similares
 ● Dormir o descansar al menos de siete a nueve horas todas las noches
 ● Hacer algo creativo (tocar un instrumento, pintar, escribir, bordar, etcétera)

Si ya mejoraste tus hábitos alimenticios, haces ejercicio y tomas suficiente agua todos los días pero continúas sintiéndote infeliz o incluso deprimido, consulta a un profesional de la salud que pueda ayudarte.

Tomar descansos y ver el lado positivo para evitar el estrés

A veces es muy beneficioso detenerse, respirar profundamente y relajarse. Tomar breves descansos puede ayudar a mantener un estilo de vida saludable bajo en estrés. Es vital para cuidar la salud física y mental relajarse después de una semana laboral o escolar larga y estresante. Prueba algunas actividades relajantes que te ayuden a eliminar el estrés. Aprovecha la meditación, escuchar música, leer, ver una película de comedia romántica o de aventuras o practicar algún deporte. Estas actividades pueden ayudarte a manejar el estrés y te causan sentimientos de felicidad y alegría.

Tomar un descanso


Finalmente, un consejo importante para llevar un estilo de vida saludable es participar en las cosas que te apasionan. De vez en cuando, para evitar que el estrés y las exigencias de la vida se apoderen de ti, tómate un descanso para hacer algo que te guste y te relaje.

Aunque es difícil dejar viejos y malos hábitos, llevar un estilo de vida saludable considerando lo antes mencionado puede brindar más energía, mejorar la salud mental y aumentar las posibilidades de vencer enfermedades.

Rodéate de energía positiva. Sí, no todos los problemas se pueden evitar. Pero para tener un estado físico, mental y emocional sano debes rodearte de energía positiva. Esto ayuda a enfrentar los obstáculos con una perspectiva optimista. Rodéate de amigos y personas alentadoras que te brinden críticas constructivas de vez en cuando para ayudarte a mejorar.

Adquiere el hábito de mirar siempre el lado positivo de la vida. Cuando empieces a convertir tus problemas en oportunidades y soluciones, te sentirás mejor. No hay duda de que se necesita mucho tiempo y energía para hacerlo. Un estilo de vida saludable se basa en el principio de superación personal.

#title#

#price#
×